martes, 15 de octubre de 2013

Ya (Marisa Mosto)


Federico García Lorca, Paisaje Urbano




Y póngase el calcetín paloma mía
 Y véngase a cocinar un nuevo día
 Todo está listo, el agua el sol y el barro
 Pero si falta usted no habrá milagro
J.M. Serrat





Gira el canto del agua en la fuente. Se deja llevar, arriba, abajo, arriba, cae, suena.
Hojas de plátano bailan la brisa. Atrevido se cuela el sol, ... pasa, ... acaricia.  Piedras y  mosaicos agradecen con guiños de colores. Luces en la danza. La  ronda del aire  reparte ahoras, aquíes, asíes  perfumados de   citronella y jazmínes.

Y es agua en la fuente, es sol en el mosaico, es plátano y jazmín en el aire. Ya son.
Unos en otros: son.

Ser todo uno. Henchirse de sí y... ya.  

Que se haga también don el misterio de mi nombre amasado en barro.
Milagro en sus manos.
Figura fundida en sus manos.
En tantas manos.
Y amén.


Marisa Mosto

8 comentarios:

  1. MUY BUENO MARISA. QUE GRANDE EL NANO.

    MAX HUNICKEN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Max. ¡Serrat es uno de mis amores imposibles, jaja!

      Eliminar
  2. ¡Ah! La concreción de las cosas...
    Si el mundo tiene algo así como una lógica de su desenvolvimiento, ésta está oculta para cada individuo. Y sin embargo, pareciera que en acciones no ya individuales sino comunitarias, se sincronizara esta meta-lógica del mundo concreto con nuestras acciones y la posibilidad de la redención no sonara tan descabellada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Eso,eso", decía el Chavo, ¿no Josi?

      Eliminar
  3. Cuánta hispania que resuena! Tan tierra y concreta en sus apareceres sensibles. Qué lindas imágenes, Marisa. Se me ocurrió pensar, cuando leí esto, en eso de que la "realidad es racional" de los jóvenes conservadores hegelianos. El mundo y sus ofrendas está tan bien como es... Pero teniendo en el horizonte a García Lorca y a Serrat también percibo algo de la urgencia de hacer a la "racionalidad real". Y ahí el "ya" parece otra cosa. No sé, divagues relacionado con cosas que pienso!
    Me parece que el ritmo de tus palabras es tan apaciguador que parece un canto de cuna al son del agua de la fuente... y me agarró pánico de quedarme dormida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! ¡No te duermas mi niña!
      Es verdad lo de España y no es casual. Bien podría haberlo terminado con un "¡Y ole!" En lugar del Amen

      Eliminar
  4. Hermoso y conmovedor, Marisa. Porque realmente se hace don el misterio de tu nombre...

    ResponderEliminar
  5. Querida Marisa, está lleno de sol tu relato! Con razón Angeles te pone ese comentario! No es tanto lo que se dice sino cómo se dice. Ahí está todo lo humano, lo que es trasmisible, y vos lo hacés. Beso!

    ResponderEliminar